Simbolismo
En todas las culturas, las flores han provisto información emocional entre los seres humanos.

En la antigüedad las flores no sólo eran consideradas fuente de placer para dioses y hombres, y motivo de inspiración para artistas y poetas, sino que poseían significado de trascendencia mística y cósmica.
En Japón, por ejemplo, donde se cultiva el arte del arreglo floral, la flor se considera el resumen del ciclo vital de todas las criaturas y su efímera duración. La flor que Buda exhibe, en ocasiones, sustituye toda palabra y enseña: es la imagen explícita de la perfección a alcanzar, de la iluminación y la expresión de lo inexpresable.
Las antiguas representaciones de las flores no eran meramente decorativas, sino que formaban parte de un simbolismo religioso.
Las flores de cuatro pétalos, por ejemplo, han tenido un significado polifacético en las culturas antiguas y actuales de Mesoamérica, y es uno de los símbolos persistentes en la mente y en el lenguaje de sus habitantes.

violeta.jpg